domingo, 30 de marzo de 2014

Estamos de regreso después de un breve receso por lo conflictivo de los días que se viven en Venezuela. Pero el país, como las aguas buscan su cauce natural: la libertdad. Abajo la opresión. Y que la única dominación acepatada sea aquella que el sexo permite, de mutuo acuerdo, cuando se desea experimentar. He dicho.

PROVOCATIVAS Y PROVOCADORAS
Verónica Rodríguez: venezolana traviesa
video

video

He aquí una expresión del arte de provocar de las mujeres, obviamente lo saben, conocen el poder que su cuerpo y su sensualidad ejerce en hombres y, por qué no, entre ellas mismas. Aquí una muestra de venezolanas, colombianas, peruanas, adolescentes norteamericanas, japonesas, europeas...todas mostrando sus pecados en videos y en fotografías, todas provocando deseos, tirando, cogiendo, follando, como quieran decirle, todas enseñando tetas, culos y coños por perforar o perforados. Si ellas no se mostraran con tan marcada "malicia", estas páginas no existirían, Afortunadamente...lo hacen
La estudiante universitaria quiere hacerlo con su profesor
Un caso muy típico en cualquier parte del mundo moderno, es el que se produce en el ambiente universitario, esa "fantasía" de ser sometida a la autoridad íntima del "profe". Hay que destacar que esta atracción se inicia en la secundaria o bachillerato, pero adquiere un punto cumbre a nivel universitario, pues la edad sugiere que se es más liberal y se tiene mayor madurez e independencia de acción. 
Existe una variedad de roles. Por ejemplo, la estudiante "devoradora" y provocadora. Si se siente atraída por un profesor, mostrará sensualidad y picardía, buscará la mamera de acercarse a la "presa" y si el hombre capta la idea, será cuestión de tiempo para ambos se involucren en una "clase magistral de sexo alocado". El sitio no necesariamente serña el salón de clases. 
Posiblemente habrá quienes "se prostituyan" indirectamente buscando beneficios en sus notas y promedios. Claro está, obvio que debe haber una atracción física para la posterior entrega, pero el fin último es obtener algo a cambio.
Está, por otro lado, la chica que se muestra inocente, pero al mismo tiempo suelta picardías con miradas y expresiones. Se acerca y se deja abordar. Se muestra en cuerpo con alguna ropa provocadora, se deja arrinconar por el profesor. Ella, en el fondo quiere ser poseída en el mismo salón de clases, esa fantasía la enloquece. Eso es lo que desea, busca el momento, trata de pedir la revisión de un examen, intenta conversaciones alejadas del contexto académico o entra directamente a temas personales e íntimos para crear el ambiente. Presentamos a continuación un video que recrea lo que acabamos de mencionar. Ella espera que termine su clase, que todos sus compañeros se hayan retirado, obviamente ya había tenido acercamientos con su profesor, había cierta confianza, habían pasado por temas "interesantes" con preludio al momento que deseaba. Él, el profesor sabía por experiencia que la alumna quería sexo, pero se tenía que mostrar con cierta ética. Ambos estaban listos para la acción. Todo se inició con estas expresiones:
- Ella: Huy el salón quedó muy solo. Y en pasillo no se ve ni un alma...
- El profesor: Annie, y eso es un peligro...
- Ella: ¿Peligro por qué? 
- Bueno, puede pasar cualquiero cosa...digo, cualquiero cosa
- Ella: Bueno si pasa es porque ambos queremos que pase. 
- El profesor: ¿Nunca has hecho el amor en un salón de clases?
- Ella: No. Pero dicen que siempre hay una primera vez...
- El profesor: ¿Gritas mucho cuando tienes sexo?
- Ella: Eso no se pregunta. Se averigua...

Bien. Lo demás no tienen que ser imaginado. Aquí le dejamos un vídeo para que vean lo que sucedió ese día en aquel salón de clases. 
Annie: Aprobada "Sobresaliente" 
video
 Ahora, más sensualidad y lujuria
video
 
video

Elizabeth: venezolana traga hombres

video


  Cuando ellas convierten la sensualidad en un arte provocador

Saben que son deseadas
Colombiana se deja devorar
video

Hablando de colombianas
aquí tienen a la modelo Sandra Muñoz
penetrada hasta el fondo
video
  "Eso fue una relación que yo tuve con un personaje de la vida normal dominicana: papacito, joven, empresario, que no estaba escondido, que salía con mujeres hermosas… Pues resulta que tenía ese fetiche de grabar, y una vez en un allanamiento le encontraron mi video y los de otras niñas." 
Eso fuer lo que dijo Sandra Muñoz del video en el que aparece con el narco José Figueroa Agosto.

Kiomy: una japonesa comiendo carne cruda...shushi
video

Jovencitas estadounidenses...a puro consolador
video

Las lesbianas despiertan interés:
 Michelle Rodríguez y Cara Delevingne
Y aunque el siguiente vídeo no es precisamente de Michelle y Cara, bien podemos imaginar que en más de una ocasión, ambas pudieran entregarse a la lujuria en plena ducha, como la que veremos en estas escenas llenas de tierna y apasionada locura entre dos bellezas lesbianas.
video

Puro instinto animal 
video

Saben usar cada gesto, cada parte de su cuerpo
La inocente, la colegiala, la profesional y la vampiresa, provocan a su estilo
Una persona sensual es aquella que provoca atracción o reacción en los sentidos de otra, bien sea deseo sexual, excitación, deseo de hacer el amor, etc. Algunas personas son, por naturaleza, muy sensuales y tienen la capacidad de atrapar literalmente a aquellas que desean. Tú también puedes llegar a ser sensual. En general las personas que poseen un fuerte potencial sexual tienen una sensualidad muy aguda, si bien, en muchos casos ellos mismos no se dan cuenta. El magnetismo personal que se desprende de estas personas es muy envolvente y al entrar en contacto con ellas puede sentirse absorbido.



La mujer sabe el poder de sus labios, saborearse con la lengua para humedecérselos. Sabe que sus pezones suelen electrificar a un hombre, por eso ante la sensación del frío o de la excitación conoce muy bien cómo usar ese poder para con el hombre. Ese famoso descuido en la cama, casi vestida, dejando escapar sólo una parte de sus senos, suele ser fatal para un hombre que la mira de reojo

Basta con buscar en tu forma de ser y de pensar, basta con que conozcas las fortalezas de tu cuerpo y muestres los encantos sensuales que posees. Las mujeres saben muy bien lo qué quieren provocar, pueden ser provocativas por naturaleza y pueden explotar sus cualidades siendo provocadoras con malicia intencionada. Puede bastar una mirada...pero puede ir mucho más lejos aún.

Existe también lo sugerente, la fascinación de dejar a la imaginación del hombre aquello que viene en camino. El body que va descubriendo la piel íntima lentamente o la pequeña tanga que se deja deslizar poco a poco por los muslos, dejando que la minúscula tela se vaya despegando de las partes ocultas y hambrientas de su intimidad. Ese simple dejar al hombre que continúe la tarea de desvestir lo que falta, suele dar un excitante toque al encuentro de los cuerpos.



La posición de cuatro patas o "perrito", pero no sólo en el coito, sino en los momentos previos al mismo. Es un truco de ella aparentar buscar algo en la cama o en el piso y mostrar su trasero andante al hombre que la mira. Otra cosa que la mujer suele hacer es mover sus senos mientras está desnuda, ese vaivén al caminar en la habitación o incluso, y más provocativo todavía, cuando ella salta excitada sobre él en el pleno acto de penetración mientras ella está sentada sobre el cuerpo del hombre que yace boca arriba y la mira locamente.

Pero resulta que esos poderes la mujer los conoce muy bien y los pone en funcionamiento. Sabe el embrujo que desata el fetichismo de unas botas mientras está completamente desnuda. O ese dejarse la ropa íntima hasta las rodillas para que el hombre vea impaciente cómo ese pequeño trozo de tela resbala para dar en el piso.



La magia del culo expuesto con picardía, con la tanga a medio quitar pude enloquecer. Una mirada de ella por encima de sus hombros "buscará pelea" sexual. Es el poder de la atracción que suele hacerse para provocar los instintos de él.

Una mujer es capaz de pasar de la niña ingenua e inocente, al la vampiresa devoradora en cuestión de segundos. Morderá su tanga con malicia después de habérsela quitado, para indicar que tiene "hambre

O al revés, quizás se muestre devoradora al principio y luego ponga frenos y se dedique a poner algunas cosas en orden en la cama, para ser observada por su hombre. Incluso, sabe usar esa sensualidad no solamente en la intimidad de pareja, sino en la calle, cuando dejar ver sutilmente parte de sus encantos, o en un salón de clases, o en la oficina

Por supuesto que hay otros lugares distintos a los mencionados. Un lugar propicio es la playa, sitio ideal para cubrir lo "deseado" por poca tela, pero ello no impide un cierto descuido intencional para dejar escapar la carne más oculta.



Un mundo de lujuria femenina se esconde debajo de la ropa y a veces deja escapar sutiles insinuaciones en su vida cotidiana. Por supuesto, la mujer tiene principios y moral, todo aquello que asume de su personalidad y de la educación familiar, pues no significa que la fémina sale a la calle a buscar pareja en época de celo, obviamente debe mantener un rol social, pero el instinto ancestral de ser hembra da señales a diario.


La minifalda fue todo un suceso a principios de los años 60, para la mujer era alcanzar cierta libertad, libertad que trajo como consecuencia el surgimiento de grupos feministas para evitar tanto acoso de los hombres en la calle. En esencia lo que había acontecido era que esa sensación de libertad se sentía desde el momento en que una chica se sentía semi desnuda y, tal vez sin saberlo, despedía un "olor a hembra" por debajo de la falda. Y es que existe una teoría que habla del poder del olfato de hembra y macho en sus orígenes como seres humanos, un sentido del olfato casi imperceptible en la evolución misma y que en la época moderna se diluye mucho más para darle paso a la vista como principal sentido de atracción física.



Lo cierto es que la mini falda es un "gancho", que si además es bien llevada y la chica cuenta con los atributos necesarios, puede convertirse en una "atracción fatal" para un hombre. El hombre, en su mente, le dará forma completa a aquello que se ve casi desnudo...se imaginará el resto.



Igualmente una mujer en mini falda en un vehículo, puede encontrar el espacio adecuado para mostrar las razones que la hacen hembra. Son sus muslos posados en el mueble lo que provoca sensaciones especiales, siempre y cuando se esté en el plan concebido de ser sensual con un objetivo específico. Lo que puede venir luego es desprenderse de la tanga en pleno andar para quedar desnuda en parte y esperar lo que sigue. Todos sabemos lo qué va a ocurrir.

En todo caso, el punto es que aquella mujer que sabe que es provocativa puede ser provocadora, conceptos que significan dos elementos distintos y que suelen terminar en sexo desnudo. La provocativa es así, la provocadora busca el momento ideal. Puede hacerlo para su hombre o pareja de turno o puede provocar a grupos, puede también mover instintos escondidos en otras mujeres. el asunto radica que lo disfruta...es un placer.



El momento, el lugar, los atributos físicos, la ropa y muy importante...los gestos. La expresión del rostro, la mirada, la boca, el cambio en el tono de voz, los movimientos del cuerpo, al caminar, al sentarse o en la misma cama, dan toques de fantasía para cumplir sueños de piel.
Así que usa todo ese poder para estremecer, para mover pasiones, un consejo tal vez que no hace falta, pues la mujer sabe cuándo ser hembra y cómo "capturar" presas. Lo importante es que tal comportamiento forma parte de un arte que se puede perfeccionar. Un arte ancestral que en la actualidad se resalta por la dinámica de un mundo moderno y desenfrenado.
Un arte que seduce, que embriaga, una forma especial de hacerse sentir y de sentir, la manera en que el instinto animal de aparearse, adquiere el sutil estilo de moverse en sociedad, sociedad de hombres y mujeres que van y vienen, que tropiezan miradas en la calle, en el trabajo, en la vecindad, en una fiesta, en un local...y que pueden terminar en la locura de una cama, de un sofá, una playa, la montaña o el vehículo. A fin de cuentas son encuentros de parejas, parejas que permanecen unidas o no, pero encuentros de sensualidad y sexo que siempre quedarán en la memoria de sus protagonistas.


WALESKA Y ESE PLACER DE PROVOCAR

En una simple muestra de seducción al desnudo, Waleska, una hermosa rubia de 23 años, inició su tarea una tarde del mes julio. Sentada en una silla de la habitación de un hotel de Caracas, ya completamente sin nada de ropa y mientras su chico esperaba por ella en la cama, usó primero su rostro indeciso como encanto. Pensativa y aparentemente con timidez, temor o desgano intencional, iba preparando el "asalto".



Entonces cambió su cara de repente, dibujó una pícara sonrisa y se levantó de la silla con la clara idea de dominar ella la situación. De niña inocente e insegura, pasó a vampira come hombre. Caminó lentamente hacia la cama mirando con desplante a su víctima, un aire de superioridad que transmitía el mensaje "aquí mando yo".


Sin decir palabra alguna, se paró encima de la cama, se colocó sobre el chico que la miraba impaciente desde abajo.


Ella avanzó hasta quedar a la altura de la cara de él. Abrió sus piernas y mostró su vulva, dejó entrever sus labios carnosos, incluso su orificio vaginal aparecía lentamente. Su cara indicaba un plan.



Se fue agachando despacio, mientras más bajaba, más ofrecía su intimidad abierta y dispuesta. Su intención estaba clara: quería sexo oral en su vulva, pero quería darse placer ella, quería dejar sin posibilidad cómoda de respirar a su hombre. era como si quisiera ahogarlo, con su piel, con su olor, con sus jugos. Entonces ya sobre la cara de él, inició suaves movimientos hacia adelante y hacia atrás, vulva, labios y nalgas aplastaban los gemidos de él. Eso es lo que ella buscaba.


Por instante levantaba un poco una de sus piernas para que el joven tomara oxigeno, luego con malicia, volvía a sentarse sobre la cara de él. Otra vez levantaba su muslo, y ahora gemía ella, otras veces decía con suave voz sensual. "así, así…así”.


Cuando sintió que el chico se volvía frenético y le devoraba todo por abajo, se levantó repentinamente y se quedó por instantes contemplando a su "víctima" aún jadeante de lujuria y con ganas locas de seguir probando mujer. La mirada de Waleska era de indiferencia, mirada dedominio, dominio premeditado por ella, que luego, más tarde buscaría su propio castigo cuando él decidiera penetrarla.


El arte de seducir, de provocar sintiéndose provocativa. Es un arte que la mujer conoce y maneja muy bien en situaciones mur particulares. Es ella, la mujer, que siendo algo más que piel que anda, es un ser inteligente en distintas facetas de la vida, una de esas facetas, sin dudas, es el rol de "encantadora" y de dominio de la escena sexual.
Provocando con el baile
video

Gracias por leernos. Para comentarios, enviar tus relatos o sugerencias: luisalbertplus@hotmail.com. Recuerda colaborar  dando clicks en la publicidad de nuestros patrocinantes del blog Aquellos Seres que Vuelven. Y puedes seguirnos por  Twitter en @depurapiel